CLICK HERE FOR BLOGGER TEMPLATES AND MYSPACE LAYOUTS »

domingo, 13 de diciembre de 2009

LAS LLAVES

Tengo un amigo que pierde, extravía u olvida las llaves con una frecuencia excesiva. Hay muchas personas a las que les sucede lo mismo y me he dispuesto a investigar, a mi modo, este asunto...
Muchas veces decimos como justificación: “es muy distraído”.
Tal vez sea una buena justificación, pero, ¿es distraído para todo?
Persona distraída es la que esta pensando concentradamente en algo que no tiene que ver con la situación real que vive en ese momento.
Si mientras conduzco, doy vueltas a la entrevista que voy a tener próximamente, conduzco distraídamente porque estoy concentrado en otra cosa.
Por eso, recomiendo que se entrene a los niños que suelen estar en las nubes para que presten atención a lo que están haciendo, incluso a narrarse para si mismos en voz alta las acciones que realizan.
¿Por qué unas personas son ordenadas y otras desordenadas? En la mayor parte de los casos, el desorden esta emparentado con la distracción.
El distraído esta pensando en otra cosa, y el desordenado deseando otra.
Mientras estoy escribiendo un texto, por ejemplo, cojo un libro para consultarlo, pero me molesta interrumpir lo que estoy haciendo para hacer lo que seria conveniente que hiciera. Pues lo mismo ocurre si cuando llegas a tu casa, entras y estas deseando hacer algo y no dejas de pensar en ello, incluso te apresuras para hacerlo sin tener ninguna prisa. Es posible que con el ansia de hacer lo que esta en tu mente no dejes las llaves en el lugar habitual con el consiguiente problema a la hora de volver a salir.
Ese es un simple ejemplo, pero… ¿y si lo mismo ocurre en otro lugar y con otros objetos?.
Ello puede llegar a ser un verdadero problema.
Colocar las cosas en su sitio es una molestia, no una acción movida por ningún tipo de deseo o motivación.
Sólo las personas ordenadas, aquellas quienes el desorden les producen verdadera repugnancia, casi física, son las que se sienten verdaderamente motivadas para ordenar, pero de este tipo, se debería hablar en otra entrada…

3 comentarios:

Graciela dijo...

Hola Ricard!!!

He tenido la misteriosa manía, de perder la billetera montones de veces jajaja...ahora me río a la lejanía, cuando Carla la mayor era bebé, la operaron de un uréter.
Resultó que venía ahorrando para pagar la cirugía, quieres creer que la perdí...dí aviso a las radios y la encontré, una señora amorosa me la guardó con todo el dinero.

Besitos y una semana genial!!!

sonia dijo...

hola después dirás que no leo tu blog, lo que pasa es que soy un poco desordenada y pienso en muchas cosas a la vez y se me olvida de decirte que lo he leido... Has cabiado la portada del blog este es muy guay
besos tkm sonia

Teresa Patirili dijo...

El orden te ayuda a olvidarte de cosas rutinarias, pero necesarias, y de esa forma poder dedicar el tiempo a cosas que te gustan más, a mí me gusta el orden.
Hace unos días ví en la televisión una película sobre el Bulli, para que todo saliese de manera perfecta lo más importante era mantener EL ORDEN, lo que más me gustó fue que el más mínimo detalle es importante,¡así se consigue el mejor resultado!

VIVA EL ORDEN.
MUACC.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...