CLICK HERE FOR BLOGGER TEMPLATES AND MYSPACE LAYOUTS »

sábado, 13 de agosto de 2011

CAMERINOS


Despues de tantos años dedicado al vestuario de espectaculo he tenido la suerte de introducirme en los lugares mas privados y e inaccesibles de los teatros.
Son los autenticos santuarios de los artistas: LOS CAMERINOS.
El camerino es una cámara de descompresión que ayuda al artista a dejar atrás las preocupaciones cotidianas para adentrarse en el mundo de la escena.
Los hay llenos de fotos familiares y otros se mantienen completamente impersonales, aunque todos tienen algo en común: huelen a maquillaje y laca.
Hay quien hace yoga en ellos, algunos meditan y otros practican ejercicios de voz mientras toman infusiones de hierbas.

El prestigioso fotografo SergioParra, lleva colándose 12 años en los mas improvisados y los mas lujosos camerinos para documentar con su cámara lo que ocurre.


Sin interferir en las condiciones del espacio o la luz e intentando ser lo más sigiloso posible para que el actor se relaje.
“Los mejores retratos los he conseguido casi siempre al final de cada sesión, cuando están a punto de salir a escena y se olvida de que estoy ahí”, comenta el fotógrafo.


La idea surgió de una sesión con Amparo Rivelles, que aceptó dejarse fotografiar mientras se arreglaba para interpretar Los árboles mueren de pie, de Alejandro Casona. “Me sorprendió que se maquillara y se peinara sola.
Y me fascinó el proceso de transformación”.


Después vino lo difícil: convencer a más actores para que aceptaran retratarse en ese momento tan privado. “La gestión fue dura.
No es fácil que un artista, que vive de su imagen, se preste a que le retraten con la cara lavada, sabiendo que luego no va a haber retoques y que pueden quedar a la vista imperfecciones o huellas de la edad”.


Difícil, pero no imposible: en 12 años ha captado unas 50.000 instantáneas, de las que 50 se exhiben en exposiciones de las principales capitales de España.
En la selección están algunas de las favoritas del fotógrafo y podemos observar esta fotografia de Xavier Ribera-Vall tomada durante una función de “Sweed Tood”.


Por ejemplo, la de Fele Martínez en un rincón del teatro María Guerrero de Madrid en el año 2005. “Estaba interpretando el papel de un abogado travesti en Flor de otoño, de José María Rodríguez Méndez, y tenía tan poco tiempo para cambiarse de vestuario y maquillaje que se improvisó un camerino justo al lado del escenario en el que le esperaban cuatro o cinco personas para ayudarle.


Otra que recuerda de forma especial es la que le hizo a Nuria Espert mientras se maquillaba para La Celestina.
“Es la única persona que no me habló durante la sesión.
Ella se dedicaba a lo suyo y yo a lo mío.
Al final, rompió su silencio con una sola frase: ‘Ya ves, así todos los días”...


Cuenta Blanca Portillo que cuando Sergio Parra entró en su camerino para hacerle fotos mientras se caracterizaba para representar La hija del aire, de Calderón de la Barca, le entró pánico.
“Es un momento muy íntimo, sagrado.
Te encuentras como en tránsito entre tú mismo y el personaje que vas a interpretar, y no es fácil hacerlo si hay alguien observándote”, recuerda.


Pero la discreción y delicadeza con que el fotógrafo realizó su trabajo, además de la belleza de las imágenes que logró captar, dejaron admirada a la actriz.

“Tus fotos son un regalo que queremos hacer al público.
Mostrarle eso que nunca puede ver: el actor frente al espejo”.

10 comentarios:

Ananda Nilayán dijo...

El camerino es como una especie de máquina del tiempo donde todo se para y se vive paralelamente.
Nuria Espert es tremenda!!! jajaja
Interesantes estas fotos.

Besos

MariluzGH dijo...

Son bellísimas. Humanizan al actor y nos muestran esa transición de la que habla Blanca Portillo... es lo más parecido a ver el interior -el auténtico- de una persona.

Me encanta tu blog, Ricard :)

Un abrazo (o dos)

Fiaris dijo...

¡Que bueno!!!!me encantó.abrazo.

Mabel dijo...

Lo que encierra esas cuatro paredes!!, tan íntimo y personal del actor, cábalas, respiración, ejercicios, relajación, concentración y cuantas cosas más. Cada camerino debe ser un mundo, que afición más interesante de este fotógrafo, es que pica la curiosidad de que hace y que tiene un artista en su camerino.
Me encantó que nos hallas mostrado esta intimidad tan personal.
Mi cielo,con respeto a tu post anterior te digo y les digo a todos, no importa que coincidan, siempre serán bienvenidos, para nada me molesta y mucho menos de vos.
Buen Domingo!
Besitos a los dos

Carmen Rosa dijo...

Hola RICARD
Cada día me gusta más venir a visitarte porque aprendo cosas que no sabía. Me encanta el teatro, pero nunca se sabe lo que hay tras bambalinas y tu nos introduces en los secretos poco conocidos. Gracias amigo por todo lo que nos permites conocer.
Un beso y que tengan una linda semana.

Graciela dijo...

Un encanto! generosidad de parte de los artistas y el fotógrafo :)

Buen domingo, besitos a los dos.

Ricardo Miñana dijo...

Mucha historia se ha escrito sobre los camerinos,
me voy de vacaciones hasta primeros de Septiembre,
que tengas una feliz semana.
un abrazo.

rosa dijo...

Cuando era chica estudiaba baile clásico y me acuerdo los festivales se hacian en el teatro y todos teniamos un camerin donde mi m amá me vestia y venia la maquilladora a maquillarnos y nos peinaban linda época!!! besos

Sucede dijo...

Me has hecho sentir partícipe de esa habitación en la que tantos han preparado sus últimas actuaciones.
Eres grande amigo!!!
Abrazos!!

Tamara dijo...

Ya ves... En estas fotos se puede comprobar que los actores tienen vida detrás de un escenario, y que aunque vivan de su imagen, también envejecen.

Un beso.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...