CLICK HERE FOR BLOGGER TEMPLATES AND MYSPACE LAYOUTS »

sábado, 10 de abril de 2010

CONVIVENCIA INFANTIL


Si los niños conviven con las críticas, aprenden a criticar.

Si los niños conviven con la hostilidad, aprenden a pelear.

Si los niños conviven con el miedo, aprenden a ser cobardes.

Si los niños, conviven con la compasión, aprenden a compadecerse de si mismos.

Si los niños conviven con el ridículo, aprenden a ser tímidos.

Si los niños conviven con los celos, aprenden lo que es la envidia.

Si los niños conviven con la vergüenza, aprenden a sentirse culpables.

Si los niños conviven con la tolerancia, aprenden a ser pacientes.

Si los niños conviven con el estimulo, aprenden a estar seguros de si.

Si los niños conviven con el elogio, aprenden a apreciar.

Si los niños conviven con la aprobación, aprenden a gustarse a si mismos.

Si los niños conviven con la aceptación, aprenden a encontrar amor en el mundo.

Si los niños conviven con el reconocimiento, aprenden a tener un objetivo.

Si los niños conviven con la generosidad, aprenden a ser generosos.

Si los niños conviven con la sinceridad y el equilibrio, aprenden lo que son la verdad y la justicia.

Si los niños conviven con la seguridad, aprenden a tener fe en si mismos y en quienes les rodean.

Si los niños conviven con la amistad, aprenden que el mundo es un lugar bello donde vivir.

Si los niños conviven con la serenidad, aprenden a tener paz mental.


¿Con que están conviviendo tus hijos?

6 comentarios:

lenore dijo...

Ricard, es verdad aunque suene trillado eso de " De tal padre , tal hijo", es verdad se ve todos los días.
Es por esto que los adultos debemos ser muy responsables, al educar y convivir con nuestros hijos.
He visto padres que esperan lo mejor de sus hijos, pero ellos les dan tan mal ejemplo con sus acciones, que los hijos se enojan mucho al ver que sus padres los quieren corregir, en lo que ellos mismos hacen. Debe haber concordancia con lo que decimos y hacemos.
Un abrazo sincero.

Mariola dijo...

Los niños son como esponjitas que absorven todo, lo bueno y lo malo, por eso hay que estar pendientes siempre.
Yo por ahora no tengo hijos, ya me gustaría, pero tengo una enfermedad que me impide trabajar, y apenas puedo dedicarme a mí misma, imagina con hijos... no sé yo.

Besito

Graciela dijo...

Es complejo criar niños en estas épocas, pero de algo estoy segura: ellos nos miran todo el tiempo.
Jamás juzgo a niños y adolescentes, la mirada me parece debemos ponerla en los padres.

Que tengan un buen fin de semana y besos!

antonio dijo...

Hola Ricard!
Sin duda alguna los hijos son un reflejo de los padres, si en casa hay un buen ambiente de tolerancia y comprensión lo más seguro que los niños aprenderán esta conducta. hoy en día es difícil ser padres pues los niños están sometidos a muchas presiones exteriores que pueden influir en su conducta, sobre todo hay que escucharles con atención y aclararles sus dudas,muchas veces parecen que no te escuchan pero el mensaje que les mandas con palabras y sobre todo con hechos ellos lo recogen.

Saludos!

Marta Minguella dijo...

Ricard...preciosa entrada...y la pura verdad... los niños son, lo que reciben... y lo que absorven ... y si son cositas positivas y de confianza... pues son alegres , con la moral alta y para nada rebeldes... como no sea así, ya la tenemos armada...

Somos sus referentes... y si estos referentes les apoyan y animan TODO VA VIENTO EN POPA.

Besitos
Marta

Marta Minguella dijo...

Perdpona Ricard...pero queria decir " absorben " y el dedo se me fué a Madrid ja,ja,ja,ja,ja

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...