CLICK HERE FOR BLOGGER TEMPLATES AND MYSPACE LAYOUTS »

miércoles, 26 de agosto de 2009

DE PAR EN PAR

Dicen que el destino está escrito...

Que todos los acontecimientos que ocurren a lo largo de nuestra vida, están ordenadamente organizados para que se vayan sucediendo como si de una película se tratara.
¿No habéis tenido nunca la sensación que estáis haciendo algo que ya lo habíais hecho en otro momento de vuestra vida? A tal sensación se le conoce con el nombre de tener un “déjà vie”.
O, ¿no os ha ocurrido que en un último momento habéis cambiado un número por otro y, casualmente, ese es el acertado?
Tal vez no tenga nada que ver con lo que voy a contar, pero hace poco, me he dado cuenta de algo muy curioso. Algo a lo que nunca le dí importancia antes.
Hace un tiempo compartí mi trabajo con una nueva compañera.
Su carácter abierto, su positividad y su energía, hacía posible que, tanto mis compañeros, como yo, nos sintiéramos cómodos conversando con ella incluso de temas personales.
En una ocasión, me dijo algo que me llamó mucho la atención.
Hablando de cosas intrascendentes, comentó que un amigo de ella (que forma parte de su pandilla y grupo de amigos), tiene una costumbre muy curiosa: todo lo que rodea su vida es número par.
- ¿Qué quiere decir eso? - le pregunté.
- Que siempre elige y decide que todo que sea par.
Por ejemplo: Lo compra todo a pares (nunca impares).
Cuando tiene que elegir un número: siempre es par.
Si pone gasolina: elige el surtidor con número par. Sino, se espera.
Todas sus contraseñas y claves, son número par.
Nunca deja un libro a medio leer en hoja que no sea par…
Nació en día par, mes par, año par….
Vive en número par, piso par…
Y así, con todas las cosas.
- ¿No te parece curioso? -me dijo.
- Y le dije, pues no… Te digo que no, porque a mi me ocurre lo mismo desde siempre, pero nunca le he dado importancia.
Hoy me he dado cuenta que no soy el único.
Tengo que reconocer que siempre he preferido números pares para todas las cifras que he tenido que elegir.
Posiblemente sea inconsciente, pero que le voy a hacer, los números impares sencillamente no me gustan.
Siempre que puedo, elijo mis números, aunque creo que todos estos no los he elegido yo. En todo caso… mi destino:
Nací en día 2
Mes 2
Año 1966
Mi residencia tiene numero par.
La calle se llama 6
...y así con un sinfín de números que me rodean.
Así que, desde que se que no soy el único, me siento mejor, porque al menos se que de momento… ya somos 2.

3 comentarios:

Monica Custodio dijo...

Particularmente esta historia me ha encantado!

Claudia dijo...

k fueeeeerte!! es lo que estuvimos hablando el lunes, cuando abrias la tienda de danza ... casualidades de la vida o no? te escibo en hora par :58

Claudia dijo...

vaya justo cuelgo el post y cmabia la hora ... me espero a que sean las 22 en punto jajaja

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...