CLICK HERE FOR BLOGGER TEMPLATES AND MYSPACE LAYOUTS »

sábado, 21 de agosto de 2010

UN LISTON AMARILLO


Cuenta la leyenda de un hombre que tuvo que participar como soldado en una guerra que sostenía su pueblo contra un país enemigo.
Cuando esto sucedió el tenia familia, su mujer y sus cuatro hijos, quienes sufrieron mucho al vivir una experiencia tan dolorosa.
Después de algunos años, cuando la guerra terminó, nuestro personaje recibió autorización para regresar a su casa, con su familia.
El pobre hombre no cabía en si de gozo, pues pensó:”pronto volveré a reunirme para siempre con mi familia, con mi adorada familia” Sin embargo antes de salir del batallón les envió una carta a sus hijos y esposa diciéndoles lo siguiente:

“Querida familia, me informan que muy pronto podré abandonar este lugar infernal para rehacer mi vida como cualquier mortal común y corriente. Mi primer impulso ha sido volver con ustedes y disfrutar el resto de mis días a Su lado, viviendo juntos y apoyándolos, tratando de recuperar el tiempo perdido .No obstante, ese es sólo mi anhelo, yo comprendo que ustedes tal vez ya no sienten la necesidad por mi debido a tantos años que he vivido en su ausencia, y por la que ustedes han tenido que estar sin mi apoyo”

“ yo entendería si ustedes deciden no abrirme las puertas de la que un día fuera mi casa, mi hogar, en donde tal vez ahora sólo sería un extraño, y donde muy posiblemente otro hombre ocupe el que alguna vez fuera mi sitio, como padre y como esposo”

“Sin embargo, no quisiera apenarlos ni obligarlos a que me lo dijeran personalmente….Yo tampoco lo podría soportar”.

“Recuerdo que fuera de la casa había un viejo roble frente a la puerta. Por favor, como señal de que ustedes aún desean que viva a su lado nuevamente, amarren un listón amarillo a ese árbol. Al salir del cuartel, abordaré un autobús que pase frente a nuestra casa, y desde la ventanilla sabré si soy bien recibido a través de esa señal. Si no veo desde lejos el listón amarrado al viejo roble, yo entenderé que no soy bien recibido y seguiré mi camino hacia una nueva vida, lejos de ustedes. Los amo de cualquier manera, y siempre será así.¡¡Que Dios los bendiga a todos!! Cariñosamente papá.

Finalmente llegó el día de su salida y abordó muy emocionado el vehículo que lo conduciría al exterior. Ya cerca del barrio donde vivía su familia, era tal su nerviosismo que no se atrevía a mirar si el viejo roble tenia o no amarrado el listón amarillo, y suplico a otro pasajero, compañero suyo, que se fijara si así era.
Cada vez el autobús estaba más cerca, y al llegar frente a la casa y ver el viejo roble, el otro pasajero informó al angustiado hombre:
“pues no, no veo un listón amarillo amarrado a ese viejo roble, será mejor que tú mismo veas lo que yo veo ahora”.
El hombre pensó que todo estaba dicho, y con infinita tristeza se atrevió débilmente a ver de reojo hacia la que fuera su casa, donde efectivamente había un viejo roble, pero no con un listón amarillo amarrado…….el árbol estaba TOTALMENTE CUBIERTO DE LISTONES AMARILLOS.

11 comentarios:

Graciela dijo...

Muy tierno Ricard, hay muchas historias donde la familia rehace su vida...cuando regresan todo no está como antes.

Besos, disfruten del fin de semana!

lenore dijo...

Ricard me ha hecho llorar esta historia que aqui nos cuentas, no se porque, pero me senti muy emotiva.

Un abrazo muy fuerte para ti amigo, besos.

Mabel dijo...

Hola Ricard, debe ser difícil pra el que regresa despues de mucho tiempo, es como dice Gra, hay que recomponer muchas cosas, rehacer una vida, para la familia tambien debe ser difícil, las secuelas de la guerra son terribles, pero yo creo que siempre se espera a ese esposo, a ese papá, a ese hermano , a ese hijo.
Besosss

Jabo dijo...

Es una bonita historia. Me ha hecho reflexionar en tantas personas que al volver de las guerras, de las muchas guerras en las que estamos o nos meten... además de lo sufrido, tengan que pasar por la duda de si serán bien recibidos!!!
Abrazo. Jabo

Luna. dijo...

Ricard ¡que preciosa historia!! Me has hecho emocionar!! Soy muy sensiblera y entre que me va a venir la regla dentro de nada, ¡estoy llorona!!
No, en serio, me ha gustado muchísimo! ¿Sabes que me gusta mucho de los relatos o las historias? Que mientras las leo, ¡las veo en mi mente como si fuera una película!! Y lo vivo con mucha intensidad!
Muchas gracias por tan bonita historia, hoy se la leeré a mi hija mayor, que seguro que le gusta!!
Un beso!!

antonio dijo...

Hola Ricard!
El auténtico amor siempre nos esperará siempre y cuando nuestro "roble" haya sido cuidado con ese amor nuestro interior.

PD: pronto pondré una foto de un estupendo roble.

Saludos afectuosos!

maria gloria dijo...

Que linda historia sobre todo por su final como se nota que hubo mucho amor en esa familia es por esa la espera de tantos años, besos

NORMA dijo...

A ver, que no me he enterado Ricard; la historia acaba mal pero algunos comentarios me desconciertan...estoy espesa amigo, aclaramelo.
Un saludo majo.

Ricard dijo...

NORMA. No acaba mal. Acaba de la mejor manera. La familia le estava esperando con los brazos abiertos y como prueva de ello decidieron cubrir el arbol con listones amarillos para que el hombre no tubiera ninguna duda de ello.
Besos NORMA, LENORE, MABEL, JABO, LUNA, ANTONIO Y MARIA GLORIA.
Ricard

ROSALIA dijo...

Hola, aterrizo en tu blog porque he leído tu comentario en el blog de Norma y me ha hecho mucha gracia pero mucha. ¿Así que sois iguales? Me has hecho reír Ricard.
Muy tierno el relato aunque veo que mi chica no lo ha pillado.
Besos Ricard.

Marina dijo...

Emocionante. Debe ser muy dificil, para toda la familia, es reamar sus vidas otra vez...
Un abrazo

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...