CLICK HERE FOR BLOGGER TEMPLATES AND MYSPACE LAYOUTS »

domingo, 20 de septiembre de 2009

UNA HORA

Un hombre llegó a casa tarde, cansado e irritado por el trabajo y se encontró a su hijo pequeño de 5 años esperándole en la entrada de la casa.
- ¡Hola Papa! - le dijo con una gran sonrisa en la boca.
El hombre se agachó para darle un beso y el pequeño aprovecho para hacer una pregunta.
- Papa, ¿puedo preguntarte algo?
- Claro que si - le dijo al pequeño.
- ¿Cuánto ganas por hora?
- ¡Eso no es asunto tuyo!, ¿a qué viene que hagas este tipo de preguntas? - dijo el padre enojado.
- Sólo quiero saberlo, por favor, dime cuanto ganas a la hora - suplicó el pequeño.
- De acuerdo, te lo diré. Gano 20 euros a la hora - le dijo el padre malhumorado.
- ¡OHHH, cuanto! - dijo el pequeño vajando la cabeza y poniendose triste y apenado.
- Papa, ¿puedes prestarme 10 euros, por favor? - dijo el niño de pronto.
El padre se puso furioso al comprobar que lo único que deseaba el pequeño era pedirle dinero para gastarselo en juguetes.
- Vete ahora mismo a tu habitación y acuestate. No entiendo como eres tan egoista. ¿No te das cuenta que trabajo todo el dia durante muchas horas y no tengo tiempo para tus juegos infantiles y tontos?.
El pequeño se fue en silencio para su habitacion y cerró la puerta.
El hombre se sentó y empezó a pensar en lo que habia ocurrido con su hijo. ¡Como puede preguntarme eso sólo para que le de dinero!
Despues de casi una hora, el hombre se calmó y empezó a pensar que tal vez fue un poco duro con su hijo. Quizá realmente necesitaba comprar algo con esos 10 euros y, de hecho, nunca le solia pedir dinero.
Fue a la puerta de la habitacion del niño y la abrió.
- ¿Estas dormido, hijo? - preguntó
- No, papa, estoy despierto - dijo el pequeño.
- He estado pensando… - dijo a su hijo - Puede que haya sido un poco duro antes contigo - le dijo al pequeño - Ha sido un largo dia y he llegado malumorado y lo he pagado contigo. ¡Aquí tienes los 10 euros que me has pedido antes!
El niño se sento sonriente .

- ¡Ohhh, gracias papa! - dijo ilusionado
Entonces empezó a rebuscar debajo de su almohada y sacó un billete de cinco euros y cinco monedas de un euro.
El pequeño empezço a contar el dinero despacito, y el padre al ver que su hijo tenía dinero, empezó a enfadarse de nuevo.
- ¿Para qué me has pedido dinero si ya tenias? - refunfuñó el padre…
-Porque antes no tenia suficiente, ahora si que tengo Papa. Ahora que tengo 20 euros… ¿PUEDO COMPRAR UNA HORA DE TU TIEMPO?
"Cuando llegas a ser abuelo, te das cuenta que podrias haber sido mejor padre"
(Antoni Bolinches)

4 comentarios:

los pensamientos de lucy dijo...

Maravillosa esta historia, llena de ternura y de una gran verdad, sigue así Ricard no dejes nunca de deleitarnos con estas historias tan bellas.

sentimientos dijo...

Los hijos son el mayor tesoro que tenemos el mejor tiempo de nuestra vida es el que didicamos a ellos, esto es muy triste Ricard

Anónimo dijo...

precioso ricardo... me ha encantado! espero que si llego a tener hijos nunca tengan que decirme esto. noelia

Teresina dijo...

Los 5 minutos "perdidos" con tus hijos son la mejor inversión de tu vida. Besinos de Teresina.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...