CLICK HERE FOR BLOGGER TEMPLATES AND MYSPACE LAYOUTS »

domingo, 25 de julio de 2010

LAS GARGOLAS MISTERIOSAS


Se asoman desafiantes en las cornisas de las grandes catedrales góticas; con sus imágenes grotescas, muecas burlonas o animales dantescos.
Cualquier representación es buena si consigue su objetivo: custodiar el recinto sagrado de los embates de lo Maligno. Son las defensoras pétreas, depositarias del encargo divino… Son las Gárgolas.
Seguro que, como yo, son muchos los las observan con cierto recelo y sin convencimiento de tener una lógica en un lugar tan sagrado como un templo.
Realmente su única misión es expulsar agua de los tejados con facilidad, además de añadir una proyección decorativa.
En una ocasión, llegue a pensar que esos seres con aspecto maléfico y desafiante se revelaron de gran manera provocando un verdadero caos en una de las catedrales más importantes de Europa.
Era verano y el calor apretaba durante las fiestas de la gran ciudad.
Multitud de turistas y visitantes llenaban las calles y plazas disfrutando de la fiesta, el baile y la alegría.
El evento dió comienzo el dia anterior y todavía quedaba el siguiente para dar por finalizado el multitudinario espectáculo.
Ese dia sol brilló durante toda la mañana pero inesperadamente se apagó al empezar la tarde.
Nos encontrábamos comiendo en un restaurante chino ubicado muy cerca de la gran catedral. Estabamos llegando a los postres cuando de repente, se desató una gran tormenta con granizo incluido.


Tanto empleados como comensales se quedaron asombrados ante tal cambio climático.
Al poco rato, empezaron a llegar coches de bomberos (contamos 20 coches) que se dirigían a la catedral.
No sabíamos que ocurría porque desde allí no divisábamos el templo, pero yo pensé que se había venido abajo alguna torre o algo parecido.
Cuando la tormenta terminó, y por fin pudimos salir del restaurante, a toda prisa y con gran impaciencia, nos acercamos a la catedral para ver por fin lo que ocurrió.


Por lo visto la fiesta de la ciudad no gustó demasiado a las gárgolas, que divisando la ciudad desde las alturas decidieron cerrar sus bocas con grandes tapones e impedir que las aguas almacenadas en sus tejados fueran desalojadas incumpliendo su misión asignada.




Como resultado de tal osadía una gran inundación en la plaza de la catedral.




¿Seria tal vez, que las gárgolas se enfadaron porque deseaban participar de la fiesta y los curas, como responsables de la iglesia, no les permitieron tal osadía?
No deveis ser tan estrictos hombre, hay que evolucionar.
Dios les hubiera dado permiso.

7 comentarios:

xXxmiGuelxXx dijo...

HOLA AMIGO:MUCHAS GRACIAS POR TUS BELLAS PALABRAS QUE LE DEDICAS A MI PRINCESA POR SU CUMPLEAÑOS,AMIGO MUCHAS GRACIAS POR SER MI AMIGO.QUE DIOS TE ILUMINE TODA LA VIDA.
MIGUEL PAPA DE ANITA..PERU.

Gaby Suskind dijo...

De niña siempre me han causado enigma las gárgolas, hasta El jorobado de Notre dame que las ridiculizaron al extremo. Muy interesante el relato.

Gracias por tus visitas a mis Quejas.

Abrazos y dulce cerezas para ti

Mabel dijo...

Hola Ricard, la verdad que me impresionan, leí en la web que algunas figuras demoníacas son como "espantapájaros" de espíritus malignos de las catedrales,y que contrastan tanto con esos lugares sagrados.
Que buenas fotos!!!.
Tamaña inundación!!!
Besos

NORMA SANTOS dijo...

No sabía que las gárgolas tenían la misión de expulsar agua... a mí me encantan, tienen misterio y me hace imaginar historias terrorífica...je,je...y las catedrales me chiflan, siempre que estoy en una ciudad lo primero que hago es visitar la catedral.
Un besazo Ricard.

Jabo dijo...

Hola Ricard: las gárgolas, de pequeño dan miedo ( a mi), de adolescente respeto y de mayor interés en conocerlas, en saber cosas acerca de ellas, o sea que muchas gracias por el relato.
Abrazo. Jabo

Graciela dijo...

Ricard no sabía de su existencia, tendremos gargolas por aquí?

Me impresionan esos bichos con forma de murciélagos, qué hacen ahí. Mira lo que cuenta Mabel, peor no las quiero cerca! jajaja

Las fotos? magníficas!

Abrazos a ambos, biquiños guapo :)

uVe dijo...

Ricard, me duele todo de lo que me he reído!!!
Pues ya ves, a mi las gárgolas me fascinan... Me gusta el estilo gótico y esos seres que custodian el Templo y acaban echando agua por la boca, que quieres que te diga, tienen su encanto (aunque no se si me animaría a tener una de mascota)
Muy buen reportaje, eres todo un hacha, preparado para atestiguar lo que sucede.
Pues si, Dios hubiera dejado que se fueran de farra, hay que ver... con la iglesia hemos topao!!!

Un beso, niño, gracias por hacerme reir.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...