CLICK HERE FOR BLOGGER TEMPLATES AND MYSPACE LAYOUTS »

martes, 4 de octubre de 2011

ATADOS SIN CUERDA


 Una larga caravana de camellos avanzaba por el desierto hasta que llegó a un oasis y los hombres decidieron pasar allí la noche.
Conductores y camellos estaban cansados y con ganas de dormir, pero cuando llegó el momento de atar a los animales, se dieron cuenta de que faltaba un poste. 
Todos los camellos estaban debidamente estacados excepto uno. 
Nadie quería pasar la noche en vela vigilando al animal pero, a la vez, tampoco querían perderlo. Después de mucho pensar, uno de los hombres tuvo una buena idea.
Fue hasta el camello, cogió las riendas y realizó todos los movimientos como si atara el animal a un poste imaginario.
Entonces, el camello se sentó, convencido de que estaba fuertemente sujeto y todos se fueron a descansar.
A la mañana siguiente, desataron a los camellos y los prepararon para continuar el viaje. 
Sin embargo había un camello que no quería ponerse en pie. 
Los conductores tiraron de el, pero el animal no quería moverse.
Finalmente, uno de los hombres entendió el porqué de la obstinación del camello. 
Se puso de pie delante del poste de amarre imaginario y realizó todos los movimientos con que normalmente desataba la cuerda para soltar al animal. 
Inmediatamente el camello se puso en pie sin la menor vacilación, creyendo que ya estaba libre.

Nunca me ha dado verguenza confesar que soy ignorante de lo que desconozco.

Daría la mitad de lo que se, por la mitad de lo que ignoro.

(Ya solucioné el problema con blogger gracias a vuestros consejos.
Ya soy un poco menos ignorante)

14 comentarios:

fus dijo...

La costumbre de sentirnos amarrados nos hace parecernos a los camello de esta historia....me ha gustado tu post


un fuerte saludo

fus

Ananda Nilayán dijo...

Querido Ricard: es toda una enseñanza para la reflexión este cuento, que es muy parecido a uno hindú que habla de un elefante atado, pero este tiene un final más ilustrativo. Gracias, es grande.

Todos somos grandes ignorantes en algo y grandes maestros en algo. Pero quien cree que ya lo aprendió todo, se estanca y se vuelve soberbio.

Besos enormes

QueridoQuique(Concha) dijo...

Querido Ricard, es una monada de fábula, yo la conocía parecida con un elefante... todo grandes enseñanzas!!!
Qué pases una feliz semana majo, que no nos quitamos tanto calorrrr :) :) :)

Carmen Rosa dijo...

Hola RICARD
Hermosa historia que invita a la reflexión. Muchas veces somos condicionados a actuar de determinada manera y luego solo respondemos automáticamente sin pensar.
Un abrazo
Pd.- que bueno que solucionaras tu problema con blogger

Luna. dijo...

Muy bonita la historia y con una gran enseñanza. La mente todo lo puede, hasta puntos insospechados. Incluso en los animales, que se supone "no racionan",(que a veces lo pongo en duda), hasta en ellos, la sugestión de la mente, la costumbre de lo adquirido, alcanzan lo indecible .
Un abrazo y tambien me alegro de que solucionaras tu problema con bloguer!

Mª Trinidad dijo...

Preciosa historia Ricard:
Tod@s ignoramos tantas cosas que lo más importante es aprender todo lo que se pueda, y al final todos aprendemos de todos.
Me alegro que se haya arreglado el tema blooger, de vez en cuando pasa, a mi me ha pasado dos veces, y la verdad es que fastidia mucho, hasta que lo tienes que arreglar tú mismo, los seguidores son los que más ayudan y eso es fantástico.
Un abrazo y hasta luego.

Graciela dijo...

Lo bueno es pensar que cada día aprenderemos algo nuevo, que cada persona nos enseña.

Me alegra hayas solucionado el problema. Besos por dos!

Mandalas, Espacio Abierto dijo...

Hola Ricard

Bendita ignorancia, así es cómo podemos aprender. Me uno al club, también soy una ignorante de la mayor parte de las cosas.

Me ha encantado el cuento. La verdad, me lo voy a aplicar a mi misma, seguro que estoy atada a demasiadas cosas de las que no soy consciente y es hora de hacer limpieza :D.

Gracias por permitirme aprende :D.

Besotes.

Mabel dijo...

Hola mi cielo, nos pasa a todos, nunca se termina de aprender, todo los días sabemos algo nuevo y todos los días podemos enseñar algo nuevo.
Sucede de estar "atados" y no darnos cuenta. Un relato maravilloso que invita a la reflexión.
Preciosa entrada donde una vez más comprobamos tu gran humildad.
Besitos para dos
Mabel

Fiaris dijo...

Una historia que alguna vez publique ,realmente es bueno volver a leerla ,gracias,abrazos.

maria gloria dijo...

Ya conocía como hasta los animales son condicionados para que veas que sin tener por donde atar el solo echo de amagar el camello se creyó atado es para pensar, muy bueno, besos

antonio dijo...

Creo muchas veces que nos educan y crecemos amarrados a estacas invisibles.

Abrazos y saludos afectuosos!

Amelia dijo...

Muy interesante la historia Ricard. Es verdad lo desconocido nos produce rechazo o temeridad.

Yo eso lo veo en mis hijas, ellas tienen seguridad en lo que conocen, ante una situacion inesperada tardan en reaccionar y siempre me buscan.

Un besazo y me alegro muchísimo que ya estes 100% operativo, te has dado cuenta la dependencia que tenemos a nuestros blogs y a visitar a los nuestros?? a mi me pasó este verano igual que a ti, y me pillaba unos cabreos!!

Yo te he echado de menos. Amelia.

MariluzGH dijo...

Tremendo relato. Nos invita a pensar en la auténtica libertad y en lo arraigadas que tenemos "las costumbres" haciéndonos olvidar lo que nos limitan

gracias a ti Ricard, nunca me voy de vacío de tu casa

beso y abrazo

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...